Dólar: Compra: ${dolar_c} Venta: ${dolar_v} | Euro Compra: ${euro_c} Venta: ${euro_v}

Periódico de distribución gratuita. Año xx - N° 500 - SEPTIEMBRE 2017

500 Ediciones de Otro Punto. | 80 páginas Aniversario |

El río de la vida.

Columna Marcelo Arbillaga

2017-07-13 | Después de los 50, comienzan lentamente a cumplirse las profecías que tantas veces escuche en el desayuno mientras mamá miraba con los ojos del tiempo a través de la ventana de la cocina. Ella, apuraba una bocanada de humo tras sentencias tales como:

Es increíble lo rápido que pasa la vida. Y en retrospección vertiginosa, imagino, repasaba hechos y rostros al compás de la clásica frase:-Parece que fue ayer. Dicen los tangueros, que el verdadero sabor del 2 x 4 se aprecia después de haber sufrido algún desengaño o una traición. Será nomás una sentencia que nos espera a la vuelta del camino o en algún recodo de la vida. Pero advierto razón en esas frases simples que esperan pacientes tomar lista a las clásicas penas y olvidos.

Allí se amontonan y alborotan las culpas y los remordimientos en un rincón del alma. Tienen nombres propios, señas particulares y hasta un olor peculiar. Son sabias y pacientes. Saben esperar. En el fondo creo que son inmortales. Atacan al desprevenido, le muerden la yugular ante un paso en falso.

Es que no siempre somos los mismos. A fuerza de golpes arteros y porque no, ilusiones fugaces, transmutamos en cientos de seres que se desconocen frecuentemente.

Los esclavos de sus penas formamos ejércitos desvencijados en busca de la redención imposible.

Nos mentimos perdones, nos damos tiempo, nos tenemos paciencia. Luego suenan las alarmas, se sueltan las amarras y como náufragos perdidos buscamos una nueva esperanza que justifique nuestra existencia.

La clave estará en a vivar el fuego, en seguir las señales, en darnos alguna tregua.

Dejarnos llevar por la corriente mansa del río la vida, que conoce sus secretos y se perdona sus piedras.