Dólar: Compra: ${dolar_c} Venta: ${dolar_v} | Euro Compra: ${euro_c} Venta: ${euro_v}

Periódico de distribución gratuita. Año xx - N° 505 - NOVIEMBRE 2017

Universidad de Mendoza Sede Río Cuarto. “Los universitarios deben prepararse para salir a la aldea global".

Información general

2017-07-14 | “Es imposible pensar en una universidad que se autoalimente a sí misma, sin el aporte del resto, incluso del resto de la universidades de la propia zona”, señaló Ruth Leiton, directora de la Secretaría de Relaciones Internacionales de la Universidad de Mendoza, que tiene como objetivo llevar la Universidad al mundo y traer el mundo a la Universidad.

-¿Cómo hay que prepararse para salir al mundo?
-Nosotros tenemos como misión la formación de consorcios y redes universitarias, la capacitación del personal de apoyo a los alumnos, profesores e investigadores en el dominio de al menos una lengua extranjera, porque el mundo que les va a tocar vivir a nuestros alumnos no es el mundo que vivimos nosotros, ni el que vivieron nuestros alumnos hace cinco años. Quién se puede imaginar cómo va a ser el mundo de aquí a diez años. Los chicos deben preparase para esta aldea global, deben poder insertarse en cualquier lugar del mundo con una formación sólida, y una de las formaciones más sólidas es el dominio de una lengua extranjera.

- ¿Cuando los chicos llegan a la Universidad tienen conocimiento de alguna lengua extranjera?
-Muchos alumnos han estudiado, durante su primaria y secundaria, en escuelas bilingües o en institutos de idiomas. Lo que no significa que tengan una certificación de idioma internacional que les permita insertarse en una Universidad de habla no hispana. No significa esto que si quiere triunfar en el mundo tiene necesariamente que ir a la Universidad y tener un idioma acreditado. Hay personas que no van a la universidad y que igual se convierten en excelentes y en grandes personas. Pero sí significa que la Universidad como ente social del siglo XXI tiene que formar profesionales con mirada internacional. Es una herramienta más. La Universidad debe formar alumnos por competencias, que son habilidades complejas que trascienden a los contenidos. El alumno debe estar formado por competencias, ser competente. Los contenidos son medios, excusas (en el buen sentido) para el desarrollo de las competencias. Y una de las competencias que hay que formar es la lingüística. También la académica, obviamente y por supuesto la competencia interpersonal. El saber ser con el otro, escuchar al otro, el saber argumentar mis propias opiniones con juicio crítico, saber ser reflexivo. La única manera de que estos chicos que van a tener a su cargo el mundo de mañana, hagan de ese mundo un lugar mejor. Y en eso la Universidad de Mendoza está muy comprometida.

-Hay un problema hoy en la educación, el tercer punto al que usted se refiere. Esto de relacionarse con el otro, saber expresarse, es un problema que se está viendo hoy en día en la Universidad.
-Sí, es una situación que vemos desde hace mucho. Es una característica que presenta la generación de los milenians, los alumnos nacidos en plena tecnología, porque a un click tienen toda la información que nosotros teníamos que salir a buscar. Pero la información no es conocimiento, es sólo información. Entonces uno tiene que trabajar para que el alumno sepa qué hacer con esa información; poder clasificarla, categorizarla y utilizarla. Hay mucha información en internet, muy valiosa y muy falsa. Hay que formarlos para ese mundo. Esta y cualquier universidad del mundo tiene que enseñar para un bien común y para el desarrollo integral de las personas. Esa es una tarea de todos los que conformamos la universidad, no solamente de los profesores de cada área. Es como si yo dijera que la comprensión de textos es una competencia del área de Lengua, no hay nada más falso que eso, porque cada ciencia produce textos de una manera particular; incluso Educación Física. No estoy hablando de un texto escrito. Estoy hablando de cómo me comunico con el otro; a través del arte, de un escrito, de la palabra, lo que sea. Son valores que la universidad tiene sólidamente arraigados en su estatuto y lo que se va modificando es cómo lo va trabajando, no si lo va trabajando. El desarrollo del bien común debe ser una meta de todos, trasciende la época. Lo que no trasciende la época es la herramienta, la tecnología y el desarrollo tecnológico que es impresionante. No le puedo pedir al alumno que no tenga un Smartphone, por ejemplo. El alumno debe saber pensar y razonar. Una cosa es usar la calculadora, y otra es saber qué es lo que está haciendo la calculadora.

-Que gran desafío el de los docentes de todas las áreas, ¿no?
-Absolutamente. Un gran desafío. Si me preguntaran cuáles son las competencias que creo que la universidad debería trabajar diría que el modelo por competencias viene a tranquilizar la tarea del profesor, no a complicarla. El modelo por competencias puede trabajar en tres áreas: producción y comprensión de textos, resolución de problemas y competencia interpersonal. En éstas tres uno puede incluir todas las demás. Por ejemplo, la competencia tecnológica. La comprensión y producción de textos y la resolución de problemas en este momento son impensables sin una herramienta tecnológica. Entonces ¿Cómo enseño a comprender y producir textos? ¿Esto es del área de Lengua? No, no, es de todos. Y resolver problemas ¿es del área de matemática? No, un abogado resuelve problemas, un biólogo, un diseñador, un mecánico, un enfermero, un quiosquero. Cualquier persona tiene que resolver un problema en la vida. Lo que hace la universidad es tomar los contenidos universitarios para que esta competencia se vuelva académica, y para que los alumnos se vuelvan cada vez más competentes. Se trabaja en cada una de las áreas con los contenidos pertinentes para que los alumnos aprendan estrategias de resolución de problemas.

-¿Cómo trabaja la Universidad de Mendoza con esto de relacionarse con universidades de afuera?

-Tenemos dentro de la oficina de Relaciones Internacionales diferentes programas. Uno de ellos es la movilidad estudiantil. Que nuestros alumnos puedan realizar un semestre o un año académico en cualquier universidad del mundo, que curse algunas materias, vuelva y continúe con su carrera. Esto permite observar el objeto de estudio desde otra mirada, otra cultura, otra historia y a la vez un enriquecimiento personal que no tiene valor económico. Los alumnos vienen cambiados, con la mente abierta, con un montón de amigos a través del mundo, conectados a una tecla de Whatsapp.

-¿Hay países a los que la gente quiere ir más?
-Nosotros ofrecemos más de 600 lugares para hacer movilidad y nuestro principal destino es España, y la razón de esto es la lengua.

-¿Nota que hay mucha diferencia en el aprendizaje de los chicos argentinos con el del resto de los países?

-En lo absoluto, al contrario. El profesional argentino es sumamente demandado en lugares tan revolucionarios y emblemáticos como en Google, por ejemplo. La formación es muy buena, lo que no significa que no pueda mejorar. Pero somos considerados muy buenos profesionales. De hecho hay que observar la cantidad de argentinos que hay trabajando en empresas de todo el mundo, en cualquier parte.