Dólar: Compra: ${dolar_c} Venta: ${dolar_v} | Euro Compra: ${euro_c} Venta: ${euro_v}

Periódico de distribución gratuita. Año xx - N° 500 - SEPTIEMBRE 2017

500 Ediciones de Otro Punto. | 80 páginas Aniversario |

Vanina La Rosa - Loca zumbera

La Entrevista

2017-07-28 | -¿De qué estás hecha?
Creo que estoy hecha de fuerza, perseverancia, alegría, tenacidad, estoy hecha de amor por mi vacación.

-¿Cuándo mirás al espejo a quién ves?
Cuando me miro al espejo veo una mujer con ganas de seguir trabajando mucho en lo que amo hacer, veo una mamá que trabaja duro para poder enseñarles lo importante de la vida con respecto al trabajo y a la pasión por lo que uno le gusta hacer. Veo una mujer que no se da por vencida ante nada. Me veo con muchos proyectos aun por cumplir y con ganas de seguir marcando mi camino.

-¿Te gusta ser mujer?
Amo ser mujer. Me gusta mucho, creo que es un género que aún le cuesta en algunos aspectos hacerse respetar y valorar, pero de a poco con dedicación y altura demostramos que las mujeres valemos mucho y somos unas personas con el valor suficiente para lograr millones de cosas por si solas, amo cuidarme y quererme tal cual soy.

-¿Cómo son tus sueños?
Mis sueños no son muchos. A nivel personal seguir creciendo en mi carrera día a día y que la gente encuentre en mí y en mi espacio un lugar para divertirse. Amo ser la payasita loca o la Loca Zumbera como me han puesto, para divertir y alegrar a la gente. A nivel familia que mis hijos y mis seres queridos logren sus objetivos personales, acompañarlos siempre en su camino y estar siempre cuando me necesiten.

-¿Por qué elegiste lo que hacés?
Elegí está carrera porque amo la música, estoy convencida de que a través de ella podemos mejorar en muchos aspectos de nuestras vidas y ser más felices. Amo transmitir alegría por medio de una canción, amo enseñar y ayudar a mis colegas en sus clases. Soy muy feliz con mi trabajo.

-¿Cómo te sentís con tus curvas de mujer?
Me siento feliz, yo siempre digo en mis clases que hay que quererse tal cual somos, siempre y cuando nos cuidemos a nivel salud y dándole la importancia que se merece, pero eso se puede lograr si nos queremos, nos valoramos y nos mimamos. Nuestras curvas son bellas, si las miramos con respeto y amor hacía uno mismo, el respeto por nosotras empieza por uno mismo... En el buen sentido de la frase yo me amo tal cual soy.

-¿Qué ves cuando te encontrás a primera hora del día con tu cara lavada?
Encuentro una mujer de 40 años con muchas ganas y fuerzas como una de 15, mi cara tiene 40, pero mi actitud mucho menos y eso es lo importante. Llevo mis 40 años con mucha alegría y orgullo.

-¿En qué detalles de tu día dejás tu impronta?
Cuando me toca ser mamá o ama de casa, cuando me toca ser hija, cuando me toca ser esposa, compañera, compinche de los que me acompañan en mi vida...

-¿Qué es la lucha?
Muy amplia esa pregunta. La lucha para mí es diaria. La vida te da muchas pruebas para cruzarlas, el secreto está en cómo hacerlo, es una lucha diría para tratar de ser mejor día a día, de dar el mejor ejemplo a tus hijos. De progresar dignamente y honestamente, aunque a veces tengamos miles de tropezones en el camino. Seguir adelante con una sonrisa y la convicción de que se sale siempre es la mejor manera de luchar con todo.

-¿Ante qué no claudicás?
Uyyyy digamos que soy una persona muy cabeza dura y no me gusta bajar los brazos en nada y por nada. Me gusta lucharla hasta el final, claudicar para mí es muy raro e imposible si lo hago con pasión y amor. No está en mis planes claudicar nunca, ojalá Dios me ayude con eso y nunca tenga que bajar los brazos ante nada…

-¿Cómo eras de niña?
Mi mamá me decía que nací bailando, siempre quería estar en los actos y participar en todo, figurar siempre ya sea en las reuniones familiares o en otros lugares. El deporte siempre me gustó, siempre elegí deportes en donde me tenía que exigir mucho para llegar a cumplir una meta, creo que no he cambiado mucho, me gustaba ayudar y compartir siempre lo que tenía y lo sigo haciendo así.

-¿Qué le dirías hoy, como mujer, a la niña que fuiste?
Le diría que nunca pare de luchar por sus sueños que si uno se lo propone lo logra. No importa el tiempo que esperes, pero si uno está convencido, todo llega, a su tiempo y a su manera y que sea feliz por cada cosa que elija hacer en su vida.

-¿Qué pensaría de vos la niña que fuiste?
Pensaría que soy una persona muy arrolladora, inquieta y con ganas de hacer muchas cosas. Alegre, divertida y quizás un poco loca.

-¿Qué mujeres te han inspirado?
Hay dos mujeres que me han inspirado mucho en mi vida, una es mi Abuela Rosa, una mujer luchadora, muy trabajadora y honesta, sabia y amorosa. La otra mujer que amo por sobre todas las cosas y que día a día me inspira, me ayuda, me contiene, me aconseja es mi Mamá "La Tati" como le dicen sus nietos. Tengo un admiración grande por ella, ha pasado por situaciones muy dolorosas y ella siempre tan entera y apasionada en su forma de ser, me ha enseñado muchas cosas de la vida, siento un orgullo inmenso por ella, gran mujer y un ejemplo a seguir.

-¿Qué tiene de especial el ser o los seres a quienes amás?
Todo tiene de especial cada uno con su carácter, son la razón de mi existir, sus miradas, sus mimos, sus reclamos, sus palabras de aliento, su apoyo, hacen que los ame cada día más, me hacen muy, muy feliz.

-¿Cómo es tu relación con tu casa?
Mi casa, es un lugar en donde me gusta estar mucho, como ama de casa me cuesta porque si tengo que elegir entre una pila de ropa para planchar y el jugar con mis hijos o lo que sea en casa, que la pila espere, prefiero mil veces estar con mis hijos antes de ponerme a fregar y si me dan a elegir prefiero salir a trabajar y de a poco o con ayuda mantener mi casa hermosa. Amo estar en mi casa, soy muy casera, pero no me mato por ella.

-¿Qué te gusta hacer en tu casa?
Me gusta baldear, tirar agua y regar para mí es relajante, obviamente con música. Me gusta mucho, me da placer hacerlo.

-¿Cómo combinás tu labor más externa con tu vida privada?
Es complicado, a veces me cuesta separar y descansar. Cuesta, a veces lo logro, a veces no, soy muy apasionada. Reacciono cuando escucho los reclamos de mis hijos, ellos son lo que veces me dan el tirón de orejas.

-¿Con qué te mimás?
Me mimo con algún regalito que me gusta mucho o simplemente dedicándome a mí con el simple hecho de una ducha larga y sólo para mí, sin el mamá de por medio.

-¿Cuándo fue la última vez que te miraste a los ojos y te dijiste te amo?
Siempre trato de decírmelo. Creo que casi todos los días.

-¿Qué es la belleza?

La belleza es admirar al otro, es contemplar esa sensación linda cuando uno mira y le gusta lo que ve, es saber mirar más adentro de lo que uno tiene al tacto o a lo cercano en lo visual.

-¿Te sentís bella?

Claro que me siento bella y el amor de mi vida me lo hace sentir también todos los días.

-¿Qué te duele?

Me duele la injusticia, el maltrato, la falta de respeto, el egoísmo, la mala gente, la intolerancia por todo.

-¿Dónde está tu alma?

Mi alma está junto a mi pasión, en cada clase que doy la expongo y la dejo a flor de piel para poder transmitir todo y hacer feliz a cada uno que está en mi clase, luego la guardo en mi pecho y el sentir un “gracias me encantó la clase”, hace que mi alma se regocije de alegría, quiere decir que cumplimos la meta del día. No quiero sonar arrogante, ni mucho menos, pero es eso lo que exactamente siento cuando abro mi alma para dar clases.

-¿Qué dolor se te hizo piel y convivís con él?
El perder un gran referente mío y gran amor, perder a mi papá con una enfermedad tan cruel fue tremendo, hoy lo extraño como al primer día. Él disfrutaba mucho bailar conmigo y yo con él, su apoyo era importante para mí, pero sé que está, me ilumina y cuida desde el cielo.

-¿Por qué reís?
Río por mis hijos, por verlos crecer sanos. Río porque tengo una familia hermosa, me costó lágrimas, pero llegó y con ella soy muy feliz.

-¿Qué es la muerte?
La muerte es descansar en los brazos de Dios. Es haber completado tu meta y tu camino aquí en el mundo y Dios te llamó a sus brazos para descansar con Él y reunirte con tus seres amados, es el mayor regalo que podés tener después de haber hecho tu vida aquí.

-¿Por qué celebrás?

Celebro por todo lo que tengo, por mi familia, mi trabajo y porque estamos juntos y felices...

-¿Qué no puede faltar en tu mesa?
En mi mesa no puede faltar un tema de conversación. Me enoja a veces estar conectados tanto con un aparatito y me incluyó y dejar pasar a veces algo más importante que es la pregunta de cómo fue tu día o qué sientes o el simple hecho de comer y mirarnos y disfrutarnos. La comunicación y el escucharnos no pueden faltar nunca.

¿Cuál es tu último pensamiento antes de dormir?
Agradecer por el día que tuve y pedir por más salud para mi familia.

-¿Tenés fe en algo?

Tengo mucha fe en Dios, no soy una mujer practicante fanática de mi religión, pero sé que Él está y existe y me escucha todo el tiempo y eso me reconforta.

-¿Cuál es tu próximo horizonte?
Aún no se puede contar, tengo un proyecto por cumplir, pero aún me falta mucho, ya se van a enterar.

-¿Qué te dejó esta entrevista?

Me dejo una alegría inmensa de poder abrirme y contar como soy, lo que pienso y siento. Me sentí muy cómoda y feliz… Gracias por pensar en mí.

-¿Quién sos?
Soy una loca Zumbera que va desparramando música y alegría por todos lados. Soy una apasionada de lo que hago, una mujer amada y amante de mi carrera y familia. Con defectos y virtudes, pero soy una mujer inmensamente feliz.