Dólar: Compra: ${dolar_c} Venta: ${dolar_v} | Euro Compra: ${euro_c} Venta: ${euro_v}

Periódico de distribución gratuita. Año xx - N° 500 - SEPTIEMBRE 2017

500 Ediciones de Otro Punto. | 80 páginas Aniversario |

Estudiante de la Universidad de Mendoza Sede Río Cuarto a las Universiadas de verano en Taipei

Información general

2017-07-27 | Habib Baduy practica judo, estudia kinesiología en la Universidad de Mendoza Sede Río Cuarto y va a participar a las Olimpiadas Universitarias que se realizará en Taipei que es la capital alterna de la República de China, ubicada en Taiwán.

Este es el tercer evento más importante del mundo a nivel deportivo. Primero están los mundiales de fútbol, después las olimpiadas y después estos juegos universitarios.

Como se trata de un deporte amateurs llegar a Taipei no es nada barato. Baduy consiguió que el Gobierno de Río Negro le pague los pasajes y la Universidad de Mendoza los gastos.

Baduy comentó que en Argentina este evento no tiene mucha trascendencia porque recién está empezando a desarrollarse el deporte universitario. Sin embargo son 250 los deportistas argentinos que viajan y seis judocas.

Habib viaja con muchas expectativas porque estuvo entrenando y si bien competirá en un peso nuevo (cien kilos) considerá que está en buen estado aunque no sea su categoría. Deberá competir con rivales que a nivel internacional son muy buenos.

Baduy comenzó a practicar Judo en su ciudad de 40 mil habitantes, Cinco Saltos de Río Negro. Es un lugar donde el Judo es cultural, todos los jóvenes pasan por este deporte. “Tenemos referentes en todas las categorías en la selección argentina. Ellos tienen una política de educación muy fuerte donde los padres mandan a los chicos para contención. Si te van mal en el primario te dan sanciones y si te va bien te dan premios”.

Comenzó a los 6 años y nunca dejó porque sus amigos del primario practicaban todos esta disciplina. “Yo era muy malo en todos los deportes, era el último que elegían. Me ensañé, me encabroné en que quería ser el mejor en algo. Empecé a ganar y se volvió como una adicción y no puedo parar. Te das cuenta que el sacrificio a veces le gana al talento”.

Agregó que “el que persevera triunfa, crees en vos, en tu proceso y el 90 por ciento de tu carrera es el apoyo de la familia. Si tu papá, tu mamá, tus hermanos no son fanáticos tuyos y no te bancan en lo que haces, en todas, no llegas a ningún lado. Todo este mérito es el de mi familia. Ahora el viaje es tan caro que mi papá no me puede acompañar así que esta triste”.

-¿Por qué viniste a Río Cuarto?
-Mi viejo es de Elena y mi mamá de Villa Dolores. Tengo familia en
Río Cuarto. Así que me gustó porque es una ciudad muy linda con muy linda gente. Acá también hay yudo aunque es una materia a explotar. Falta experiencia en el ámbito de niños que es donde se debe comenzar a explotar para poder llegar a ser algo grande.

-¿Cómo resumiría la actividad para los que no saben nada?
-El judo es un deporte de combate, que si bien es un arte marcial es más parecido a un deporte.

-¿Qué diferencia hay?
-El arte marcial son formas, ensayos, es un arte, son coreografías, más espiritual y mental para unirte con vos mismo. El deporte requiere una preparación física, muchísima disciplina, hay que estar en buen peso, tenes que tener velocidad y potencia. Es un deporte donde te encontras cuerpo a cuerpo con el otro y tenés que tratar de derribarlo, con mucha fuerza, con mucho peso, con grandes preparadores físicos y nutricionistas. Es como el boxeo, el fútbol, el King boxing. Es un deporte que está en los juegos olímpicos y que consiste básicamente en tirar a la otra persona, tratar de que caiga de espalda y se gana automáticamente si lo hace de manera completa.
Si no cae de espalda completa se gana cierto puntaje y mientras menos apoye la espalda será un puntaje menor.

-¿Se sale lastimado de una pelea de judo?

-Podes tener desde lesiones muy graves o ninguna, depende de las situaciones que se den en la lucha. Si te rendís o no, Sino te rendís te van a sacar el brazo, entonces tenes que elegir entre perder y al otro día volver a entrenar o perder y estar cinco meses parado.

-¿Vos que elegís?

-Antes yo elegía nunca golpear porque por ahí zafaba y podía ganar pero ahora prefiero perder y al otro día estar vivo para otra lucha.
Esto lo digo ahora y capaz que en competencia no lo aplico. Pero lo
más inteligente es eso.

-¿Dónde entrenas en Río Cuarto?

-Si bien tengo un entrenamiento individual, tengo gente que me ayuda experimentada en esto. Entreno todos los días, Tengo un compañero de kinesiología que estuvo en Europa, sabe mucho y me ayuda. Tiene que ser con gente conocedora porque el Judo tiene muchas reglas y debe conocer íntimamente el reglamento.