Dólar: Compra: ${dolar_c} Venta: ${dolar_v} | Euro Compra: ${euro_c} Venta: ${euro_v}

Periódico de distribución gratuita. Año 531 - N° 531 - NOVIEMBRE 2018

POLÉMICA EN LA SUBSECRETARIA DE EDUCACIÓN - Novaira: "Si Storani sigue se cae el programa de extensión".

Política

2017-11-13 | Una respuesta desmedida por parte de la subsecretaria de
Educación Mercedes Novaira a la integrante de la ONG de las Damas Salesianas Mercedes Storani pone en riesgo la continuidad del Programa Socio-Educativo que se viene llevando a cabo desde el 2009 en el sur de la ciudad, donde asistían un centenar de niños para recibir apoyo escolar, y que ahora sólo llegan a la treintena.

El programa, uno de los aciertos de la gestión Jure, fue continuado por el gobierno de Juan Manuel Llamosas, pero una serie de enfrentamientos entre la funcionaria y la referente institucional de las Damas Salesianas ha cambiado el objetivo principal que es el acompañamiento de los niños en su paso por la escuela.

Preocupada por la caída del número de asistentes al programa, de 110 alumnos a 30 aproximadamente, y a una serie de actividades que no se estaban realizando por las docentes contratadas cuyo salario paga el municipio, Storani se comunicó con las maestras y les pidió que se ocuparan de las tareas que tenían pendientes.

Las docentes manifestaron ab Novaira que habían sido “maltratadas por Storani” y que tenían una serie de audios recibidos para probarlo. Sin embargo, en los audios, Storani sólo les reclama que concurran a los colegios a dialogar con las maestras de los niños que asisten al programa considerando que “entre los pocos chicos que van y ustedes que no llaman” a los colegios la situación no va a mejorar. “Pónganse las pilas –les pide Storani- porque el tiempo se va y hay pocos chicos”.

En ese marco Storani les manifiesta en tono de comentario que así las cosas, ella estaría bochando el sistema educativo porque “esto no pasó nunca en nuestra institución”.

En otro de los audios Storani les insiste a las docentes que deben ocuparse de hablar con las maestras de grado de los chicos y les pregunta por qué no habían ido todavía a las instituciones educativas correspondientes. “Preocúpense y ocúpense de los chicos porque por la cantidad de chicos que van sobran docentes”, dijo Storani antes de concluir con “nos está faltando nuestro abc, los chicos”.


Amenaza

Las docentes llevaron estos audios a Novaira quien en un tono poco conciliador envió una nota a las Damas Salesianas manifestando que si querían que continuase el programa en la institución debían desafectar a Mercedes Storani de su rol de referente institucional educativa.

Pero el conflicto suma otros ingredientes. Las Damas Salesianas mantienen parte de su cuerpo de especialistas con el alquiler de la mitad de la manzana donde funciona la ONG.

El inquilino es el Edecom, y desde hace dos años no aceptan adecuar el monto del alquiler a precio de mercado. Esto obliga a las salesianas a desafectar a profesionales que también brindan acompañamiento a los niños porque pese a los esfuerzos para recaudar el dinero no es suficiente para la demanda que existe.

Otra solicitud que habían realizado al municipio y que no fue atendida, era un docente para acompañar a una decena de adolescentes que cursan el secundario. “Una ayuda imprescindible para que los alumnos se mantengan dentro del sistema educativo”, dijo
Storani.

Y, como si toda la cuestión educativa no alcanzara, el diablo metió la cola, o mejor dicho la política. En las elecciones a legisladores, Paso incluida, hubo desavenencias por el malestar que se originó ante la posibilidad de que las docentes oficiaran de fiscales en
Cambiemos. Al parecer la invitación de Storani para que alguna de ellas fuese fiscales provocó malestar en el oficialismo municipal.

Sabido es que el tema –aunque es menor- habría sido sufrido no sólo por el personal contratado que trabaja en el municipio sino por muchos empleados que por temor a represalias no participaron como fiscales en estas elecciones. Así, en una comunicación
telefónica Novaira habría increpado a Storani acusándola de presionar a la gente para que sea fiscal y echó más leña al fuego diciéndole que “nadie puede fiscalizar para Cambiemos” y agregó: “te advierto que si alguna de las docentes fiscaliza, el lunes atenete a las consecuencias”.

Storani se sintió agraviada. “Vengo de cuna política y nunca presioné a nadie. Lo que pasa es que esta chica un día se despertó y se encontró con el cargo de funcionaria. Pero de política no sabe nada”, señaló a Otro Punto.

Storani respondió la afrenta de Novaira: “Te invito a que cumplas la amenaza. Te estás metiendo con una institución que es apolítica y que hace años que trabaja para el bien de los chicos”, sentenció la dirigente radical.


El comunicado

Novaira cumplió su advertencia. El 28 de septiembre la funcionaria envió una nota a la presidenta de la asociación, Cristina Flores de Petrazzini donde le informó que teniendo en cuenta diversos episodios ocurridos en la institución “el Programa de Extensión de
Jornada Socio-Educativa que lleva adelante esta Subsecretaría tendrá continuidad con la condición que la señora Mercedes Storani no sea referente institucional con el cual el personal docente debe relacionarse”.

La dirección de las Damas Salesianas en Buenos Aires tomó conocimiento del suceso, y el 24 de octubre, la presidenta de la institución respondió la misiva tratando de que desde la Municipalidad reconsiderara la decisión pero señalando que no aceptarán ningún tipo de presión ni intromisión en la ONG.

Dice la nota: “Motiva la presente su nota donde expresa la condición que esa subsecretaría mantendrá su programa de Extensión de Jornada Socio Educativa en nuestra institución, en tanto y cuanto se proceda al cambio de referente que se relaciona con el personal asignado a tal programación”.

Flores explicó que la Asociación Damas Salesianas Centro San Juan Bosco desarrolla su tarea en el ámbito del voluntariado social, pensando en el bien de los niños y jóvenes de los sectores más vulnerables de la ciudad, “con el mismo espíritu y enseñanzas que nos legara nuestro fundador San Juan Bosco. Consideramos que esta amorosa y desinteresada misión, desde ningún punto de vista puede estar alterada o empañada por palabras vertidas en una desafortunada comunicación, pues de hacerse efectiva, dañaría interese sociales que ustedes mismos pretenden defender”.

Flores intentó ser componedora y sugirió que de “mantener el personal docente algún tipo de inconveniente de relación con una delegada o con cualquiera de las asociadas de nuestra institución, consideraríamos acceder a generar los cambios o a tratar de corregir esos inconvenientes, dentro de un ámbito de amistosa conversación, llegándose a una solución que beneficie a todas las partes involucradas pero nunca bajo dichos de quitarle a nuestra Asociación la continuidad del programa de Extensión de Jornada Socio-Educativa de la Subsecretaría que usted dirige, so pretexto que una de nuestras asociadas permanezca en el rol que se le ha encomendado”.

Pero sostuvo que como la Asociación Civil Damas Salesianas es una institución autónoma e independiente,
“no aceptaremos ningún tipo de presión e intromisión en nuestra actividad social, por lo cual le solicitamos con cordial estima, tenga a bien proceder a la reconsideración del contenido de su nota, dado que generaría daños irreparables al sector más vulnerable de esta comunidad y a nuestra institución”.

Storani explicó que le duele la forma y el mal trato. “Esto de amenazar y subestimar a la gente, especialmente de intentar disciplinar a los empleados municipales sembrando el terror. Estas chicas –las docentes- terminan su contrato el 30 de diciembre, con qué libertad pueden actuar ante semejante arbitrariedades”.

La dirigente señaló además que “esta señora no está pensando en los chicos que son los que necesitan nuestro apoyo. Hemos tenido grandes satisfacciones en niños que han superado las dificultades pedagógicas y han permanecido en el sistema escolar, pero parece que ese tema no le interesa a esta gestión”.


Alejandra Elstein