Dólar: Compra: ${dolar_c} Venta: ${dolar_v} | Euro Compra: ${euro_c} Venta: ${euro_v}

Periódico de distribución gratuita. Año 546 - N° 546 - JULIO 2019

Abstinencia, ahora falta marihuana

El Aguijón

2019-02-21 | Una de las consecuencias de la fuerte presencia policial en la ciudad, los operativos en los barrios, los allanamientos y parte de los supuestos distribuidores detenidos es que muchos de los vendedores de drogas han decidido resguardarse y hacer un alto en la actividad comercial ilícita.
“Hay abstinencia”, confió una fuente cercana al Juzgado. Es que los delincuentes han buscado desprenderse de todo aquello que los puede llegar a comprometer, teniendo en cuenta que por primera vez en muchos años el horno no está para bollos.
La mercadería que estaría faltando puntualmente en el mercado sería marihuana, que para los entendidos es lo que tiene mayor consumo, no así cocaína.
El cigarrillo de marihuana estaría costando unos 50 pesos. El gramo de cocaína en cambio, que en la ciudad no es de buena calidad, se puede conseguir a 450 pesos. Cabe señalar que los consumidores de alto poder adquisitivo adquieren esta sustancia a un precio mucho mayor pero de mejor calidad.

La lucha contra el narcotráfico no sólo se trata de pelear con los vendedores de las sustancias ilegales, sino también trabajar con la prevención y el tratamiento de los consumidores.
Hoy se hace poco y nada. Quien ingresa al camino de la droga, y especialmente los más pobres, no encontrarán un camino fácil para su recuperación.
Y la droga mata la droga quema la cabeza altera la sociedad.
El médico psiquiatra Eduardo Kalina que lleva una vida trabajando con adictos, asegura que los que consumen cocaína desde muy chicos, especialmente cocaínas sucias como el paco, van haciendo micro infartos en la región pre frontal, es decir en los dos centímetros de cerebro que están detrás de nuestra frente, ahí están las capacidades de controlar impulsos, de controlar la agresión, está la capacidad de pensar antes de hacer las cosas es decir pensar las consecuencias; como estas drogas le provocan micro infartos, dañan todas esas funciones, entre la capacidad de tener ideas, modales, éticas religiosas, pensar en valores espirituales, entonces los individuos se van transformando en verdaderas bestias en donde los impulsos predominan en una forma salvaje, y por ende la violencia ya está desencadenada, se transforman en pequeños gorilas.

Hace por lo menos tres décadas que la presencia de la droga se hace cada vez más evidente, vino para quedarse y se hace poco y nada para combatirla.
También lo dijo Eduardo kalina, la corrupción es el caldo de cultivo del narcotráfico. El narco no sólo mata y vende drogas sino que además compra voluntades políticas, policiales, judiciales, empresariales, religiosas y de los propios vecinos que los rodean.
Hasta que no se decida decirle no a los narcos sólo se podrán ganar cada tanto, alguna que otra peque;a batalla pero no mueve el amperímetro del consumo.
De hecho, hoy en Río Cuarto aumento el precio de los cigarrilos de marihuana, y seguramente hay más de uno esperando que el mercado se normalice para que todo vuelva a ser lo que es.