Dólar: Compra: ${dolar_c} Venta: ${dolar_v} | Euro Compra: ${euro_c} Venta: ${euro_v}

Periódico de distribución gratuita. Año 536 - N° 536 - MARZO 2019

Vivir para no morir

Columna Pamela Brizzio

2019-02-21 | Hoy mis queridos amigos quiero invitarlos a reflexionar sobre un tema que tal vez duela, o quizás incomode, un tema que lleva a la reflexión y a la trasformación. Un estado que se apodera de nuestra alma y lo posee todo si no somos capaces de modificar nuestra realidad, tal vez luego sea mucho más difícil.
“A veces vivimos como si estuviéramos muertos”. Tal vez la rutina se adueña de nosotros, o quizás los miedos recorren nuestra sangre. Creemos que somos felices, nuestra mente nos manda la engañosa teoría que determinada estabilidad es señal de bienestar, caminamos como zombies, comemos porque es lo que toca, trabajamos porque así lo indica el sistema y si en un imprevisto momento de espontaneidad disfrutamos de algo, pareciera que la completitud nos alcanzó y somos bendecidos.
Ahora mis amigos, ¿realmente estamos vivos?
¿Tan poco nos queremos?, ¿tan pequeña es nuestra autovaloración?, ¿tan pretencioso es aspirar a más?
Desear sentir el aire que nos recorre, mirar a quien duerme a nuestro lado y registrar su existencia con la misma fuerza con la que siento mi corazón latir, gozar del extasis de un cuerpo junto al mio, deleitarme en la soledad de un momento reconfortante, cantar, bailar, llorar con todas mis fuerzas, apretar dientes y luego gritar con todo el aire de mis pulmones, saborear amigos…saborear la vida en todas sus formas.
Amigos…VIVIR, vivir la vida con la misma fuerza con la que nos aferramos a ella el día que nacimos, con la misma intensidad con la que reímos de niños, con la emoción del primer beso o el miedo de la primera noche de oscuridad, con el extasis de aquel orgasmo o el dolor de esa desgarradora ruptura que me hirió como ninguna otra.
Sintamos amigos, recordemos que solo en la dialéctica de las opciones las cosas cobran sentido. Ya llegara el momento de entregarnos a la muerte, de descansar y dejar de sentir. Ya llegara…
Mientras tanto, la vida es un regalo que merece ser vivido, y como diría la gran Eladia Blazquez, la vida debe ser honrada.
Para ustedes, para que no se pierdan en el camino de lo conocido y rutinario, para que sean capaces de aferrarse a la vida con uñas y dientes, para que no pierdan nada que no estén eligiendo perder, para que cada latido tenga razón y sentido y principalmente, para que no mueran aun estando vivos.
HONRAR LA VIDA

No
Permanecer y transcurrir
no es perdurar, no es existir
ni honrar la vida!
Hay tantas maneras de no ser
tanta conciencia sin saber
adormecida...
Merecer la vida, no es callar y consentir
tantas injusticias repetidas...
Es una virtud, es dignidad
y es la actitud de identidad
más difinida!
Eso de durar y transcurrir
no nos da derecho a presumir
porque no es lo mismo que vivir
honrar la vida!
No
Permanecer y transcurrir
no siempre quiere sugerir
honrar la vida!
Hay tanta pequeña vanidad
en nuestra tonta humanidad
enceguecida.
Merecer la vida es erguirse vertical
más allá del mal, de las caídas...
Es igual que darle a la verdad
y a nuestra propia libertad
la bienvenida!
Eso de durar y transcurrir
no nos da derecho a presumir
porque no es lo mismo que vivir
honrar la vida!