Dólar: Compra: ${dolar_c} Venta: ${dolar_v} | Euro Compra: ${euro_c} Venta: ${euro_v}

Periódico de distribución gratuita. Año 546 - N° 546 - JULIO 2019

Hoy los candidatos tienen que recorrer el territorio

PAOLA BRERO, TIEMPOS DE CAMPAÑA

Política

2019-04-05 | Caminar el territorio, conversar con los vecinos, saber cuáles son sus demandas reales y tener en claro el mensaje que se quiere dar. Estas son las clave que debe de tener un candidato para desarrollar su campaña electoral.
Paola Brero es consultora política, especialista en comunicación política de la Universidad Católica Argentina y miembro de la Asociación Argentina de Consultores Políticos. Recorre las localidades de la región y explicó a Otro Punto las demandas comunes que tienen los vecinos y qué hay que tener en cuenta a la hora de buscar el voto de los electores: “No se puede pensar en una estrategia de campaña electoral si no hacemos investigación, nosotros tenemos que investigar cuál es el escenario sobre el cual hay que trabajar”.
-El dirigente que pretende ser intendente, ¿suele conocer esa realidad, lo que la gente quiere o precisa, o necesita de una orientación?
-Lo que encontramos cuando tomamos contacto con un candidato es que está muy influido por su microclima, por su familia, por su grupo de militantes. Esa mirada muchas veces hace que desconozca cuáles son las verdaderas demandas de los ciudadanos. Tienen una percepción, pero por eso le decimos que hay que investigar con lo que es encuesta y focus group para saber qué piensa la gente, sintonizar de alguna manera con los temas de la gente.
-¿Hay puntos en común sobre los planteos y las necesidades de la gente entre las distintas localidades en las que han trabajado?
-Sí, justamente trabajamos mucho con municipios y comunas. Y el punto en común es la gran falencia que tienen en obras de infraestructura que afectan su calidad de vida. Ahora, por ejemplo, estamos trabajando en un municipio donde el agua potable está en una central y tienen que ir a buscarla hasta el lugar porque todavía no llega al pueblo; localidades donde hay serios problemas de cloacas, y al no pasar las cloacas tampoco pueden hacer otras obras importantes como de cordón cuneta o pavimento. Hay grandes problemas de infraestructura, que si bien la gente se lo demanda al municipio porque es la parte del Estado que tienen más cerca, son obras que una gestión municipal o provincial no pueden hacer.
-¿Salud y droga aparecen entre esas demandas?
-El tema salud no tiene mayor demanda. En muchos lados se reconoce el trabajo de los hospitales cuando invierten en infraestructura o profesionales, pero no aparece como demanda permanente. El tema drogas está asociado a la cuestión de la inseguridad, pero no son temas que estén entre las principales preocupaciones de una localidad.
-¿Qué diferencia nota entre las campañas tradicionales de hace algunos años y las actuales?
-La principal diferencia es que ahora uno apunta a conversar con la gente, se entendió que la comunicación política es básicamente una conversación, esto de visitar la casa, por ejemplo. Antes las campañas eran más unidireccionales. Hoy con la irrupción de las redes sociales y el empoderamiento que tiene el ciudadano, se sabe que puede opinar, conversar e incluso movilizar las causas. Hay un giro hacia una horizontalidad en la comunicación.
El primero que tiene que entender eso es el consultor político y el equipo que acompaña al candidato. La horizontalidad no sólo tiene que estar en la estrategia sino también en la implementación de la acción. Y esto es que el candidato ya no habla como antes desde un estrado y la gente lo escucha. Hoy el candidato tiene que recorrer el territorio, escuchar antes de proponer y lo mismo tienen que hacer los militantes. Conversar y preguntar.
-Se dice que no se puede hacer campaña, especialmente si no son dirigentes de los grandes partidos, si no hay plata ¿Cuánto necesario es tener efectivo para poder llegar a los vecinos?
-Creo que como en todo lo que hay que tener en cuenta es el contexto. Por supuesto que no son las mismas las posibilidades que va a tener un equipo y su candidato, tomándolo si están en el mismo nivel de intención de voto, si tienen ciertos recursos económicos a alguien que debe ser más austero en la campaña. De todas maneras hoy las campañas no sólo pasan por los medios masivos de comunicación, hoy el trabajo territorial y en las redes es sumamente importante. Yo diría que la principal diferencia no es económica, la principal diferencia es poder dar con el mensaje, poder entender qué es lo que la gente está necesitando en ese momento. Por eso siempre decimos que el contexto es el que manda. Entender el contexto, lo que la que la gente quiere en ese momento, simpatizar con los temas de la gente, conocer los públicos, por eso las campañas avanzan hacia las micro segmentación, saber qué quieren los jóvenes, los adultos, la gente de clase media alta, los maestros, la gente relacionada al deporte. La diferencia la hace la investigación, poder trabajar sobre una buena narrativa colectiva y, por supuesto que lo otro es una ayuda pero no es determinante.
-Al hablar de la narrativa, qué está pasando con las promesas mágicas, las que generan una ilusión como pobreza cero, síganme que no los voy a defraudar? ¿prenden en la gente?
-Creo que la gente está esperando no sólo el qué sino también el cómo. La gente se fija mucho en el cómo. En las localidades vemos eso. Porque pasan gestiones tras gestiones prometiendo obras en donde el vecino ya tiene una desilusión hacia el político.
-Hay encuestadoras a nivel nacional que se han equivocado mucho a la hora de prever un resultado ¿Hay un margen de error real o una intención de manipular la opinión pública?
-Los márgenes de error son los mismos, el problema no está en el encuestado. Hoy puede haber alguna manipulación que existe por esta falsa creencia de que difundir una encuesta puede determinar o influir en el votante. Yo creo que no, hay muchos estudios que sostienen que la publicación de las encuestas influye como cualquier otro elemento de la estrategia.
-¿Cómo influyen los medios de comunicación en las campañas, toman posición a favor o en contra de los candidatos?
-Yo puedo hablar de la realidad de las distintas localidades. En las localidades hay una buena apertura a todos. El conocimiento que ellos tienen es el vecino, no hay un oficialismo o una oposición, antes que eso hay un vecino que decidió ser candidato. Y desde ese lugar se trabaja. Después me parece que si hablamos de medios más importantes han marcado su posición básicamente en estos núcleos duros, por ejemplo si hablamos de una línea de un gobierno nacional, pro macristas o antimacristas, pro Cristina o anti Cristina.
-¿Sirve tomar esas posiciones?
-Yo creo que no. Hay un autor que sostiene que la verdadera conversación se genera con el que piensa distinto. No con el que piensa igual. Me parece que lo que hoy vivimos en las redes es una especie de burbuja, donde uno lo único que hace es confirmar lo que uno piensa. Entramos en los círculos donde uno se mueve y que tienen los mismos conceptos que nosotros. Sirve la mirada crítica, tener una mirada más constructiva o más abierta, no sirve para formar una opinión crítica en el ciudadano.
Con relación al valor de la encuesta es importante detectar, cuando uno trabaja con el candidato, poder investigar cuál es el humor de la gente, en la vida diaria, porque si yo voy a entablar una conversación con el otro tengo que saber cómo está el otro, si está nervioso, si está enojado, si está mal, si está contento.
-¿Y cómo está?
-Creo que mejor dispuesta de lo que uno cree. Si a la gente se le generan los espacios de conversación, tiene ganas de contar lo que le está pasando, sus preocupaciones, sus necesidades, creo que está más disponible de lo que uno cree.