Dólar: Compra: ${dolar_c} Venta: ${dolar_v} | Euro Compra: ${euro_c} Venta: ${euro_v}

Periódico de distribución gratuita. Año 546 - N° 546 - JULIO 2019

Ariel Cortez ya temía que lo fuesen a detener

Social

2019-05-10 | Ariel Cortez, el último detenido por el Juzgado Federal en la causa de narcotráfico, sabía que sus horas en libertad estaban contadas.
Apenas se conoció la noticia de los allanamientos, allá por enero después del crimen del narco Claudio Torres, Cortez se había presentado en las oficinas del juzgado para decir que nada tenía que ver con los detenidos y que se ponía a disposición de la justica confiando en evitar su detención
No tuvo éxito. La Policía de Seguridad Aeroportuaria lo detuvo esta semana por orden del Juzgado Federal en su domicilio de bulevar Roca al 800. También secuestraron un BMW, un Volkswagen Fox, televisores y documentación.

Trama mafiosa
Según trascendió Ariel Cortez asesoraría a uno de los jefes de las bandas detenidas en la causa de narcolavado. La historia se remonta a varios años. Uno de los personajes detenidos sospechado de narcotráfico y lavado de activos, habría depositado dinero cuando Ariel integraba el Grupo Cortez, que se dedicaba a recibir dinero y prometer el pago de intereses superiores a los que abonaban las entidades financieras en ese momento.
Cuando el grupo comienza a no cumplir con sus obligaciones, el narco hoy detenido –como otros muchos perjudicados- le reclama a Cortez la devolución del dinero. Y la plata no estaba. Pero en este caso, el narco, no habría actuado como el resto de los danmificados que, o guardaron silencio porque se trataba de dinero en negro o apelaron a la justicia. El narco se habría llevado a Cortez a un campo, le habrían dado una paliza, habrían simulado una ejecución, y después lo habrían “contratado” para que les manejara el dinero mal habido.

Otra vez
Cortez es conocido en la Justicia Federal. El Juez Carlos Ochoa ya lo había investigado por lavado de dinero allá por el 2010 junto a otros miembros del grupo. Fue detenido y recuperó la libertad en poco tiempo pagando una fianza de miles de pesos.
Y aunque lo procesó en dos oportunidades en ambas oportunidades la Cámara revocó sus resoluciones. Es que, en aquel momento, se apeló al artículo 278 donde se lo responsabilizaba de encubrimiento, pero la justicia debía probar el delito precedente, cosa que no había podido realizar y por ende la Cámara revocaba el fallo del juez.
En el 2011 se reforma ese artículo y el lavado de activos se comienza a tomar como delito autónomo sin necesidad de probar el delito precedente.
Así las cosas, el juez decidió que fuese la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac) quien profundizara la prueba y la causa quedó abierta.
Pero Cortez y su gente también habría sido denunciado ante la Justicia Provincial por presuntas estafas, surgidas de contratos mutuos, retención de autos y préstamos de dinero.
Con este viejo conocido de la Justicia Federal, la causa de narcolavado ya tiene 17 detenidos y 26 imputados.