Dólar: Compra: ${dolar_c} Venta: ${dolar_v} | Euro Compra: ${euro_c} Venta: ${euro_v}

Periódico de distribución gratuita. Año Edicio - N° 0 - OCTUBRE 2019

Mariano Rivarola, otra pieza clave de la banda

La Entrevista

2019-07-11 | Mariano Rivarola sería parte de la banda integrada por Claudio Torres, Andrés Rivarola, Gabriel Bossi y Cristian Ortíz. Organizaba y financiaba actividades relacionadas a la obtención, distribución y transporte de drogas, las comercializaba y luego ponía en circulación el dinero proveniente de ilícitos con el objeto de darle apariencia de origen lícito. Así lo dice el juez Ochoa.
Habría sido el principal socio de su hermano Andrés, quien obraría como encargado de facilitar y encauzar los medios para la obtención, el almacenamiento y la distribución de drogas; siendo fundamental para la consecución de tales fines, la directa relación de Mariano con los restantes integrantes de la banda. En síntesis Mariano coordinaba los medios, planificaba estrategias ydirigía recursos, según la resolución del juez.
Habría viajado con el fin de obtener y distribuir drogas, participaría de las reuniones con los miembros de la banda para coordinar su compra y distribución, repartía utilidades y habría impartido órdenes y directivas en tal sentido.

-El 27/06/2018, Mariano habría viajado a Buenos Aires, y dialogado con una persona a quien le dice: “venite para acá así nos sacamos de encima todo, hablas conmigo y después yo también me voy a hacer cosas”

-El 28/09/2018 Mariano viajó a Buenos Aires y habría retirado un Audi TT de un estacionamiento en Libertador 1081.
Se comprobó que viajaba a Santa Fe junto a Cristían Ortíz y a otros destinos y que se reunía con este luego de que regresara de viajes al exterior.
Participaba de reuniones con el resto de los imputados que tendrían como objeto la coordinación para la obtención y/o distribución de drogas como así también el reparto de utilidades producto de las ventas efectuadas por la banda.

Se reunía con su hermano Mariano, con la particularidad de que con anterioridad o posterioridad del encuentro, Mariano se veía con alguno de los integrantes de la banda. Dichos encuentros entre hermanos serían para coordinar o planificar cuestiones vinculadas a la financiación y obtención de drogas.
Como ejemplo de la forma de operar se puede mencionar:
-Con fecha 09/11/2018, Ortiz pasó por el local de telefonía en Alvear 750 y se dirigió a la concesionaria de Jonathan Monserrat. Allí lo esperaba Mariano en un Peugeot 408. Ortiz habría retirado dos bolsos oscuros de su Fiat y los habría introducido al Peugeot 408 de Rivarola, para luego retirarse todos en el Peugeot hacia el edificio “Alma”, donde se encuentran los tres departamentos de Andrés. Seguidamente se ve salir a Mariano a bordo de una Toyota Hilux, y vuelve a ingresar al complejo por la otra calle de ingreso, para salir nuevamente cargando un bolso grande en la parte de atrás de la camioneta, típicas maniobras del trasporte de estupefacientes.

-El 26/11/2018 se constató la llegada de Mariano, Torres, Bossi y Ortíz en el 408 de Rivarola, al edificio de Gaudard 671. Esta reunión se dio previo haberse divisado la siguiente situación sospechosa: Ariel Cortéz llega a su domicilio en Bv Roca al 800 y una mujer le da un bolso violeta. Cortez se dirige al domicilio de Ortíz, Echeverría 933, donde este último lo esperaba en la vereda, asciende al vehículo y luego de unos minutos desciende Ortíz portando el bolso violeta e ingresar a su casa.
Posteriormente se observó a Ortíz egresar junto a Jonathan Palacios para dirigirse a bordo de un Fiat Línea hacia el edificio Portofino de Gaudard 671, donde solo descendió Ortíz portando el bolso violeta e ingresar nuevamente a su domicilio. Pasados cuarenta minutos se observa la llegada de Rivarola, Torres y Bossi, quienes al momento de retirarse, cada uno de ellos, con excepción de Ortiz –cuya partida no se pudo observar- portaban consigo bolsos tipo morral.
La conducta de Mariano como organizador se corrobora a partir de conversaciones mantenidas con otros miembros de la estructura ilícita y también con personas no identificadas, de las que se desprende su probable intervención en la obtención, almacenamiento y distribución de drogas.
A modo de ejemplo se citan las directivas impartidas, la coordinación de reuniones, supervisión de viajes de otros integrantes de la banda, entre otros.
La prueba que permite sostener lo dicho es la siguiente.
- El 22/05/2018, de la intervención a la línea de Torres se destaca una conversación donde el fallecido le solicita a Rivarola hablar en forma urgente sobre alguna cuestión que no puede manifestar por teléfono.

-El 07/07/2018, de la intervención a la línea utilizada por Torres surge un diálogo con Mariano en el que hablarían de “Bernardo” que estaría vinculada a la entrega de algún elemento. Torres advierte que no sea dejado en una estación de servicio:
Torres: Hablaste con Bernardo vos o no?...
Rivarola: Ah sí pero hasta el mediodía no pasa nada.
T: No pero no se la va a dejar ahí en la estación de servicio.
R: No, no bueno pero no sabía yo cómo venía la mano.
T: Ya voy a ir para allá.
R: No, no hay drama...
...
Para el lavado Mariano habría realizado operaciones de compra y venta de bienes inmuebles y vehículos, utilizando interpósitas personas a fin de obstaculizar su real situación patrimonial.
El 23/04/2013 Mariano compra a Raúl Alfonso un inmueble en Río Cuarto, abonado en el acto y en efectivo por $ 180.000.
El 12/06/2018 compra a Leandro Rauchs un lote del campo “El Talita”, pedanía San Bartolomé. Habría abonado $ 550.000.
El 26/04/2006, habría adquirido de sus padres un inmueble de en Pje Público 536. Habría abonado $ 130.000..
Habría comprado a Marconetto por $1.780.000 “ad corpus” y en construcción un terreno de 450,09 m2, en Barrio El Reparo,
También surge una escritura sin número, fecha y firma que reflejaría la misma operación, pero entre Mariano y Daniel Marconetto por $ 1.020.000.
Mariano habría puesto en circulación dinero producto del narcotráfico, mediante la posesión irregular e injustificada de vehículos, ya sea como propietario, autorizado a conducir o simple tenedor.
Desde el 2012 a la fecha habría tenido el 100% de la titularidad de: Honda XR 250 Tornado, 2018; Semi Remolque; Amarok 2011; Semi remolque; camión Volvo, 2015; Audi A3I; Gol 1.9.
Tenía autorización para manejar un Peugeot 408, con el que habría efectuado movimientos sospechosos típicos de maniobras de narcotráfico.
Mariano habría tenido asegurados a su nombre (2015-2018) una cantidad de vehículos, superando ampliamente el número de los que se encuentran registrados a su nombre.
Este punto refleja un claro poderío económico y patrimonial, el cual resultaría de imposible justificación y permite ahondar en la hipótesis de que el imputado habría incurrido en este tipo de conductas a fin de encubrir la verdadera posesión sobre los mismos.
Por cuestión de espacio no abundaremos en los vehículos secuestrados que habrían estado bajo su custodia.
Las maniobras de “lavado de activos” no se habrían limitado a la adquisición y venta de inmuebles y vehículos. También se comprobó un notable caudal de gastos y adquisiciones de bienes de uso de gran valor y sumas inusuales de efectivo, que no ha podido fundamentar. Además Rivarola era titular de cuentas bancarias en los Bancos Galicia, Superville y BBVA donde había escases de disponibilidad de fondos que justifiquen sus niveles de gastos.
En 2010 se inscribió como monotributista no emergiendo documentación ni ingresos que justifiquen, por ejemplo, las adquisiciones del Audi A3, 2011ni de un inmueble en 2013. En 2015 se inscribe como Responsable Inscripto en transporte de carga, época en la que habría adquirido un Volvo por 1.618.771 pesos.
Se lo acusó de ser autor penalmente responsable en el delito de lavado de activos de origen delictivo, toda vez que se pudo constatar que el nombrado habría intervenido con habitualidad en maniobras para que los bienes provenientes del narcotráfico realizadas por la organización de la que sería parte, puedan adquirir apariencia de licitud.